viernes, 22 de febrero de 2013

Critica de desahogo


Muy Buenos y lluviosos días!

Siento mucho no haber escrito antes, pero como bien sabéis una estudiante ocupa casi todo su tiempo a los estudios (eso en teoría, luego en la practica…). En fin, que no he tenido tiempo.

Hoy os voy a hablar de un tema que hace mucho que quería tratar, el tren, un medio de transporte que cojo todos los días, diez veces a la semana.

Cuando era más pequeña me gustaba mucho más que ahora ya que para mi suponía un ratito de relax, sentada en mi asiento mecida por el balanceo del tren, incluso a veces llegaba a dormirme. Claro que entonces no era consciente de muchas cosas.

Hoy en día, con tanto trayecto, necesito llevar algo con tal de distraerme, ya sea un libro o música. El camino se me hace de lo más pesado, aunque me imagino que estaréis de acuerdo conmigo cuando se trata de una hora sentada en la misma posición.

Con todo esto, añadiendo que los asientos son aceptables, no son los mas cómodos pero no se llega a más, eso se entiende. Lo que más me frusta es el dineral que hay que pagar por cada uno de estos trayectos y, pensar, que cada vez subirá más. No creo que los servicios que ofrece este medio de transporte valgan ni la mitad de lo que hay que pagar.

Para acabar de rematar la faena, el otro día, cuando volvía de clase, y no me había dado tiempo a pasar por el servicio, llego al tren corriendo, lo cojo de milagro, (porque esa es otra, no esperan ni aunque te vean aparecer por la esquina, si lo pierdes, es problema tuyo), y cual es mi pena que cuando llego al servicio del tren veo que la señal de wc esta apagada y la puerta de esta no se abre… estaba estropeado.

Encuentro normal que en un momento dado se pueda romper, en fin, como todo, pero si se rompe, lo mínimo es arreglarlo relativamente rápido, a cuanta cantidad de gente no le habrá pasado lo mismo?

En fin, no se a vosotras, quizás me sentó peor porque era tarde ya y estaba cansada, de todas maneras sigo pensando que no es necesario subir tanto el precio, con eso conseguirán que la gente se cuele aun más y, que hay que mantener unos servicios mínimos al publico.

Bueno, esto no es lo que prometí hace unos días, pero me apetecía hablar y desahogarme un poco de este tema.

La próxima entrada será sobre trabajos muyyy interesantes!!


Hasta pronto!!

3 comentarios:

  1. Yo odio coger el tren cada vez que voy a Granada. Es lento, con el ruido me duele la cabeza y no puedo ni leer ni estudiar ni nada. Los asientos no son del otro mundo y no hay espacio para maletas grandes. Cuando yo empecé a estudiar en Granada tenía la opción de autobus o tren hasta Algeciras y luego ya el barco hasta Ceuta (un palizón que al principio parecía divertido), pues yo siempre iba en tren (que tarda un poco más) porque me gustaba más que el bus y además era muchísimo más barato. Ahora es más caro que el bus y la última vez no me lo creía. Espero que lo dejen ahí. Un besote linda muaks!
    I Love cupcakes

    ResponderEliminar
  2. Gracias por comentar y pasarte por el Blog, me encanta saber la opinión de la gente y adoro que me dediquéis un ratito.

    Besitos,
    Aretha la Galleta
    arethalagalleta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Nice blog!
    Wanna follow each?
    Let me know...
    Expressyourselfbypaolalauretano

    ResponderEliminar